Comenzar a hacer ejercicio de un día para otro es difícil incluso hasta para las personas más deportistas. Aprovechando que el 2016 apenas está iniciando, les daremos algunos tips para poder mejorar su actitud y hacer al ejercicio diario como parte de su vida, haciéndole justicia a la famosa expresión de “año nuevo, vida nueva”.

Lo más importante es buscar actividades que disfrutes, no necesitas ir al gym forzosamente o tener equipamiento especial en tu casa. Puedes inscribirte a clases de algún deporte, salir al parque a correr con tu perro, dar un paseo en bicicleta, tomar clases de baile o incluso buscar rutinas de workouts diferentes en YouTube.

Algo que distingue a los deportistas es su habilidad para siempre esforzarse al máximo, y esto les ayuda a no tomar descansos en días que no deban. Es bueno ejercitarse aún cuando nos sentimos cansados debido a que nos ayuda a recargar un poco las pilas, además de que mejora nuestro estado de ánimo en general y nos hace sentir mejor.

Las personas que son muy competitivas pueden convertir sus actividades diarias deportivas en un juego. Hay corredores que calculan los kilómetros necesarios para llegar hasta una ciudad determinada y diario registran los kilómetros que corrieron para ver cuánto tardarían en llegar. Por ejemplo, la distancia de Guadalajara a Puerto Vallarta es de 300 kilómetros, si corres 30 kilómetros a la semana tardarías 10 semanas en llegar.

También puedes ponerte otro tipo de retos, por ejemplo mantener un promedio de 5000 pasos al día cada semana, subirle 5 libras a un ejercicio del gimnasio cada 2 semanas, entre muchas otras cosas más. La mejor parte de esto es que puedes premiarte con pequeñas recompensas al final de cada semana, lo que te sirve como un incentivo especialmente para esos días en que lo único que quieres es estar en tu cama viendo Netflix y comiendo. No olvides que debes ser consciente y no ponerte retos inalcanzables porque eso puede acabar desmotivándote.

Algo esencial sobre todo para las personas que no están acostumbradas a hacer ejercicio es empezar poco a poco. Muchas veces queremos tener resultados rápidos, así que el primer día comenzamos con una rutina muy pesada y al día siguiente ya no queremos ni movernos. Esto no es conveniente, lo mejor es comenzar poco a poco y enfocarte en cumplir el ejercicio del día.

Una última recomendación que les daremos por hoy es hacer del ejercicio algo divertido e incluso un momento para socializar. Puedes salir a correr con algún amigo, asistir a alguna clase juntos o incluso practicar algún deporte en el que puedan jugar uno contra el otro.

Hay que tomar en cuenta que todos somos diferentes, así que quizás alguno de estos puntos no te motive tanto. Es buena idea buscar lo que te funciona y lo que no para que poco a poco puedas ir convirtiendo el ejercicio en un hábito. Y recuerda lo que dicen: ¡el único workout malo es el que nunca hiciste!