Muchas veces no nos damos cuenta de las consecuencias que puede traernos el cometer errores en el gimnasio. A veces no son consecuencias graves, pero si no tenemos cuidado podemos sufrir de lesiones que van desde dolores leves y contracturas hasta roturas de ligamentos, esguinces y dislocaciones. Esto trae como consecuencia que las personas se desmotiven y crean que no pueden mejorar su estilo de vida, así que terminan dejando el gimnasio.

Para evitar que esto te pase aquí te hablaremos de algunos errores que puedes estar cometiendo y que puedes evitar para poder cambiar tu estilo de vida de manera exitosa.

  1. Empezar sin calentar: El calentamiento es el momento en el que te preparas tanto física como mentalmente para el ejercicio. Francisco García-Muro, coordinador de fisioterapia en la actividad física y deporte en el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, dice que “el calentamiento reduce el riesgo de lesiones y es también la manera de sacar el máximo rendimiento a nuestro trabajo”. Se recomienda calentar aproximadamente 10 minutos para rutinas de una hora e ir aumentando el tiempo de calentamiento si el ejercicio va a ser muy intenso.
  1. Creer que puedes usar las máquinas sin asesoría de un experto: Usar las máquinas no es muy complicado por lo general, pero es muy importante saber cuánto peso usar, la postura correcta y el número de repeticiones que debemos realizar para maximizar los resultados.
  2. No hacer uso de los instructores de tu gimnasio: Ellos además de enseñarte a usar las máquinas y ejercicios te ayudarán a realizar rutinas que se adecúen con los resultados que buscas lograr, además de irlas cambiando cada cierto tiempo para que sigas viendo resultados constantes y no te estanques. Una gran mayoría de las personas que deciden dejar el gimnasio lo hacen porque no trabajaban con instructor y después de unas semanas dejaron de notar resultados.
  3. Trabajar siempre los mismos músculos: Si constantemente estás realizando los mismos ejercicios tu cuerpo entrará en una zona de confort que hará que los ejercicios no sean eficaces para tu cuerpo. Pedro Ruiz, entrenador personal y coordinador de www.tupersonaltrainer.com, dice que si sorprender a tu cuerpo intercalando intensidades, tiempos de descanso y ejercicios podrás conseguir mejores resultados y disminuir el riesgo de lesión. Además, los expertos dicen que trabajar los mismos músculos siempre pueden llegar a crear un desequilibrio en tu cuerpo, además de tornar tus entrenamientos como monótonos.
  4. No llevar el calzado ni la ropa adecuada: El calzado adecuado te ayuda a evitar posibles lesiones. Además, llevar ropa adecuada y cómoda es recomendable debido a que así no te estarás distrayendo de tu ejercicio. Por ejemplo llevar un short que sientas muy corto va a ocasionar que estés más preocupado o preocupada en bajártelo, o llevar un pants que no te permita movimientos tan cómodos puede disminuir tu efectividad al correr o realizar ejercicios de pierna, por ejemplo.
  5. Buscar bajar de peso realizando sólo ejercicio aeróbico: Cada vez hay más estudios que demuestran que tu cuerpo disminuye sus niveles de grasa corporal combinando pesas con ejercicios cardiovasculares, además es recomendable dejar el ejercicio aeróbico hasta el final para poder realizar los ejercicios de pesas intensamente.
  6. Entrenar para carreras en la caminadora: La caminadora es un buen aparato para correr por 15 minutos, pero querer comenzar a correr más tiempo o a mayor velocidad puede producir lesiones, debido a que no reproduce el gesto natural de la carrera y aumenta el impacto en las articulaciones. Daniel Martínez Silván, fisioterapeuta especializado en el ámbito deportivo y miembro de la Sociedad Española de Traumatología en el Deporte (SETRADE), opina que siempre es mejor correr en el exterior.
  7. No tener días de descanso: El cuerpo siempre necesitará un periodo de recuperación tras un entrenamiento para que pueda asimilar todo el trabajo que realizó. Además, esto hará que recupere la energía para un nuevo entrenamiento.
  8. Descuidar la alimentación: Muchas personas creen que por el hecho de que comenzaron a realizar alguna actividad física ya pueden comer lo que quieran, pero están muy equivocados. Para poder lograr los resultados que buscan deben combinar entrenamiento, alimentación y descanso adecuados independientemente de los objetivos que tengan. Además, los expertos dicen que comer adecuadamente representa del 60% al 70% de los resultados en la gran mayoría de las personas.
  9. Salir sin estirar: Este momento de vuelta a la calma es clave para maximizar las buenas consecuencias. Durante el estiramiento le das una ayuda a tu recuperación muscular, además de ayudar a que el músculo gane mayor elasticidad y flexibilidad, lo que te ayuda a mantener un rango normal de movimiento y a prevenir lesiones.

Como puedes ver, estos son errores que podemos realizar sin darnos cuenta. Pero también es muy sencillo poder tomar cartas en el asunto para dejar de cometerlos. ¡Así que a corregir esos errores para que poco a poco puedas ir logrando los objetivos que tanto buscas!