¿Vas mucho al gimnasio pero no consigues los resultados que esperabas? La disciplina en el gimnasio es esencial para poder obtener los resultados que tanto buscas, pero también existen algunos errores que puedes estar cometiendo en el gimnasio y no te dejan aprovechar al máximo todos los beneficios que puedes obtener.

Hoy te hablaremos acerca de estos errores comunes que puedes estar cometiendo sin darte cuenta para que así puedas corregirlos y seguir transformando tu cuerpo con trabajo y dedicación constantes.

  • Mientras más tiempo entrenes es mejor: Esto es un mito que muchos creen que es cierto, pero el tiempo no es tan importante como la calidad. No es tan útil ir al gimnasio por 2 o 3 horas seguidas cuando son rutinas que puedes hacer bien hechas en la mitad del tiempo. Además, debes tener en cuenta que tus músculos necesitan tiempo de recuperación y descanso, por lo que entrenar de manera excesiva o mismos grupos musculares en días seguidos pueden empeorar la recuperación muscular y causar que el músculo no crezca adecuadamente.
  • No tener una rutina planificada: Lo más importante cuando vas al gimnasio es tener un entrenamiento propio y personalizado que se ajuste a los objetivos que deseas. Por eso no es recomendable copiar los ejercicios que hace la persona de al lado, por ejemplo. Lo mejor es acudir con un entrenador cualificado que pueda orientarte y aclarar tus dudas, además de hacerte una rutina completamente personalizada.
  • Entrenar a baja intensidad: Un ejemplo de esto podría ser durar 20 minutos en una máquina a una intensidad muy baja por estar platicando con tu compañero de entrenamiento. Es mejor entrenar intervalos de tiempo más cortos a mayor intensidad, a menos que tu entrenador te especifique lo contrario. El chiste es estar intentando superarte semana a semana para ir aumentando la intensidad y calidad de tus entrenamientos e ir obteniendo mejores resultados.
  • Trabajar con una mala técnica: Realizar los ejercicios con la técnica adecuada es fundamental tanto para lograr los objetivos que buscas como para evitar posibles lesiones en tu cuerpo. Puedes ayudarte de los espejos para revisar que tu postura y tus movimientos sean los adecuados. Y si sientes que no puedes realizar adecuadamente los ejercicios comunícaselo a tu entrenador para que te disminuya el peso o el número de repeticiones hasta que domines la posición de tu cuerpo, el rango de los movimientos y los tiempos de fase negativa en tus repeticiones.
  • Distracciones innecesarias: Es importante controlar tus tiempos de descanso entre series y no tomarte más o menos tiempo del adecuado para descansar. El tomarte tiempos de descanso más largos además de no brindarle los mismos beneficios a tu cuerpo, puede llegar a ser molesto para las demás personas que quieran usar ese aparato y no puedan porque hay alguien que está ocupándolo mientras está hablando con el de al lado o incluso coqueteando con alguien más.

Así que ya sabes, si lo que buscas es conseguir resultados increíbles no basta con ir al gimnasio todos los días, sino esforzarte y mejorar día a día. ¡Mucho éxito y a darle en el gym!