El glúteo es una parte del cuerpo que muchas personas, especialmente las mujeres, trabajan a conciencia en el gimnasio. Sin embargo, existen errores muy comunes que tendemos a cometer en nuestros entrenamientos sin darnos cuenta y que son los culpables de que no tengamos el cuerpo que tanto queremos.

  • No entrenar glúteos: Este error lo realizan principalmente los hombres, que creen que no es necesario entrenar glúteo. Pero el glúteo es un músculo importante que si no se entrena puede ocasionar que el cuerpo no se vea balanceado Se debe de entrenar como si fuera pecho o espalda, por ejemplo. Además, se deben realizar ejercicios específicos también y no creer que con entrenar espalda, femorales y piernas es suficiente. Por eso es importante entrenar este músculo al menos una vez a la semana.
  • Entrenar sólo en máquina: Las máquinas de ejercicios para hacer glúteo son útiles a la hora de entrenar, pero no son suficientes. Por esto, la rutina se debe de completar con ejercicios de pierna y espalda baja para forzar al glúteo a trabajar músculos adicionales. También ejercicios como la sentadilla, prensa de cuádriceps, hiperextensiones de espalda baja en banco, entre otros son recomendados para complementar tu entrenamiento.
  • Realizar demasiadas repeticiones: El rango de repeticiones para lograr un crecimiento muscular está entre 8 y 12, mientras que para tonificar se recomiendan de 12 a 15. Realizar más de 15 repeticiones por serie no significa que estés realizando un mejor trabajo muscular y puedes ocasionar que tus músculos tarden más en recuperarse.
  • Utilizar demasiado peso: Es importante no cargar peso que no podamos por creer que esto hará que consigamos resultados más rápido. Además de no ser de utilidad, cargar pesos excesivos para nuestro cuerpo puede provocarnos lesiones, las cuáles traen como consecuencia que debamos reposar por algún tiempo. El peso recomendado varía dependiendo de las condiciones de cada persona, pero siempre se recomienda que se use un peso que permita ejecutar el número deseado de repeticiones, realizando la última con esfuerzo.
  • Entrenar glúteo demasiadas veces por semana: Si crees que para lograr resultados más rápidos es buena idea entrenar glúteo toda la semana, piénsalo dos veces. Las fibras musculares necesitan tiempo suficiente para descansar después de cada entrenamiento, por lo que esto podría frenar tu progreso. Lo recomendable es entrenar glúteo dos veces por semana con al menos 48 horas de descanso entre rutinas.

Y ahora que sabes qué hacer y qué no hacer, ¡a darle con todo en el gym!