Empezar a ir al gimnasio no es tarea fácil. En estos tiempos, la mayoría de las personas llevamos un ritmo de vida muy ajetreado y en ocasiones es difícil conseguir motivación para cambiar nuestra rutina, aunque sea para mejorar nuestro estilo de vida. Y cuando por fin logras llevar un ritmo constante de entrenamientos, pueden surgir contratiempos que te impidan ir al gym o a entrenar por un par de días, lo que trae como consecuencia que vuelvas a perder la motivación para seguir.

Pero sabemos que no todas las personas encuentran la motivación necesaria de la misma manera, por lo que, en este artículo, te daremos distintos tips para encontrar la motivación necesaria para ir al gimnasio y así lograr mejorar tu estilo de vida.

  1. Regálate una recompensa: Charles Duhigg, autor del libro The Power of Habit: Why We Do What We Do in Life and Business, dice que ayuda pensar en beneficios más tangibles, debido a que creas un loop de hábito neurológico, mediante el cual tu mente asocia el hecho de ponerte los tenis o terminar tu clase de spinning con una recompensa, por lo que tu cerebro considera que lo que hayas hecho vale la pena. Y, después de un tiempo, tu cerebro va a tener tan clara esa asociación, que ya no será necesario darte un premio al terminar. Un buen ejemplo de esto sería pasar por tu smoothie favorito los días en que hayas entrado a alguna clase fitness muy intensa en tu gimnasio.
  2. Piensa positivo: Esto es muy útil para cuando estás acostado viendo Netflix y sientes que no tienes la motivación necesaria para salir de tu casa a realizar ejercicio, lo único que tienes que hacer es pensar en cosas buenas que puedas obtener. Un ejemplo de esto puede ser no querer salir a correr un día en la mañana, pero empezar a pensar en cómo sentirás el sol en tu cara, o cómo irán cambiando tus músculos. Pero no sólo basta con eso, sino que también debes identificar lo que te está deteniendo para entrenar y lo que puedes hacer al respecto, debido a que así logras un mayor éxito con esta técnica.
  3. Registra tus logros: Si comienzas a llevar un seguimiento de tus entrenamientos, podrás ir viendo cómo mejoras día a día, lo que te hará aumentar tu motivación para seguir notando esas mejoras en tu vida diaria.
  4. Actualiza tus canciones: Entrenar sin música puede hacer que un entrenamiento se sienta más pesado de lo que en realidad es, o puede ser que lo sientas como un entrenamiento más rutinario y aburrido. Es bueno poder contar con varias playlists que puedas escuchar dependiendo de tu ánimo de ese día y delo que desees entrenar. En MDN Sports contamos con una gran variedad de playlists en Spotify que puedes seguir y escuchar no sólo cuando estés entrenando, sino cuando tengas ganas de escuchar música. Síguenos en mdnsports.

Estas son sólo algunas de las maneras en que puedes encontrar la motivación que necesitas para animarte a cambiar tu vida. ¿Tú tienes algún otro método? ¡Compártelo con nosotros en los comentarios!