Para las civilizaciones antiguas, entrenar su cuerpo era un asunto de vida o muerte. Existe una frase que dice “Entrenar para un deporte es entrenar para la guerra”, la cual nos evoca a las épocas de las civilizaciones antiguas, nuestros antepasados que, a pesar de no tener tanto conocimiento acerca de la fisiología del cuerpo humano, tenían un gran conocimiento acerca de técnicas de entrenamiento y podemos aprender varias cosas de ellos. De hecho, las maneras más efectivas para comenzar con acondicionamientos atléticos en la actualidad están basados en tradiciones que han existido desde el milenio pasado.

A continuación te presentaremos algunos de los métodos milenarios que seguimos usando hoy en día:

1. Carga progresiva: Milo de Croton

Milo de Croton fue un luchador griego que ganó las Olimpiadas 5 veces seguidas desde 532 a.C. hasta el 516 a.C. Desde niño, Milo soñaba con ser el hombre más fuerte de Grecia, así que comenzó cargando un becerro de toro en sus hombros todos los días. Obviamente el todo fue creciendo, así como la fuerza de Milo, hasta que el toro se convirtió en un adulto pesado.

Lo más probable es que esta historia sea un mito, aunque el coloso canadiense Louis Cyr dice que él siguió sus pasos, pero es un ejemplo que ilustra de manera muy sencilla el principio de la carga progresiva, la cual consiste en mejorar gradualmente en algún aspecto de tus workouts (ya sea peso, número de repeticiones, menor tiempo de descanso) sin importar si es mucho o poco.

2. Tétrada de workout

Este método fue un ciclo de entrenamiento que se desarrollo en la Grecia antigua. Philostratus, un sofista griego lo definió como: “Un ciclo de cuatro días en el que cada uno está dedicado a distintas actividades. El primer día prepara al atleta, el segundo es un entrenamiento muy intenso, el tercero un día de relajación y el cuarto un ejercicio de nivel medio a difícil.” Este acercamiento también fue tomado por los romanos en sus escuelas de gladiadores.

Hoy en día, el método lo conocemos como periodización, lo que significa estructurar tu rutina para lograr alguna habilidad o meta específica.

3. Entrenamiento mediante bodyweight

Existen muchas personas que ponen diversas excusas para no ejercitarse. Las más comunes son falta de tiempo o del equipamiento adecuado. En épocas antiguas, los atletas confiaban en su cuerpo principalmente para aumentar fuerza y masa muscular. Además eran ingeniosos, porque cuando querían ejercitar su fuerza usaban una variedad de cosas, como piedras o animales, por ejemplo.

Claro que en estos tiempos ya se sabe que entrenar con el simple peso de tu cuerpo no es la manera más efectiva, pero estos son una buena manera de complementar tus entrenamientos o para sustituir un workout cuando no puedas ir al gym.

¡Así que ya sabes! Para lograr resultados increíbles en el gym también es bueno saber un poco de historia, así que ¡a entrenar como gladiador!